¿Tengo que presentar declaración de impuestos?

Entre las principales modificaciones introducidas a la Ley sobre Impuesto a la Renta (LIR) que rigen a partir del 1° de enero de 2020 se encuentran aquellas relacionadas con la forma en que deberán cumplir con sus impuestos las empresas, ya sea que determinen sus rentas efectivas según contabilidad completa o de manera “simplificada”, y como deberán “tributar” (pagar impuestos) sus propietarios.

En el artículo 14 están señalados los regímenes que obliga atributar a sus dueños en base a retiros o distribuciones y (uno) en que la empresa no pagará el impuesto a la renta, no obstante, su dueño o dueños, deberán hacerlo, por las rentas que esta genere.

El artículo 14 es de aplicación general para todas las empresas que obtengan rentas afectas de primera categoría y establece las reglas y criterios para la interacción del IDPC soportado por la empresa con los impuestos finales, es decir con los impuestos de los dueños.

Impuesto De Primera Categoría (IDPC) que afecta a las PYMES (en general).

La base sobre la cual se aplica el impuesto corresponde a la diferencia positiva entre la suma de los ingresos percibidos (y devengados, cuando corresponde) menos la suma de los gastos o egresos efectivamente pagados, que su contador o usted podrá determinar.

El resultado, en caso de ser positivo, estará afecto con tasa de 10%, para este año tributario.

(La tasa original es un 25%, pero la Ley Nº 21.256 disminuyó transitoriamente la tasa a 10% para las rentas de los años calendarios 2020, 2021 y 2022 para las PYMES).

Tratándose de una Pyme que opere como empresa individual, es decir persona natural, cuando la base imponible (utilidad o ganancia del periodo) no exceda de 1 UTA ($612.348) se encontrará exenta del IDPC.

El IDPC se declarará anualmente, mediante la presentación de la declaración anual de impuesto a la renta, a través del Formulario N° 22, lo que normalmente, su contador lo esta presentando en el mes de abril.

Rentas o cantidades que se gravan con impuestos finales

Los propietarios de una PYME, que este acogida al régimen con contabilidad completa (Pro Pyme general), quedarán gravados con impuestos finales (impuesto Global) sobre todos los retiros, o distribuciones desde la empresa ( siempre que no corresponda a cantidades que ya han cumplido con sus impuestos) y por otro lado, los propietarios de PYMES, acogidas al régimen, que no están obligadas a llevar contabilidad, “ProPyme Transparente”, usted o su contador, tendrán que presentar o declarar por la renta que genero la empresa, con el Impuesto Global Complementario.

Comparte este artículo

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Otros contenidos

Síguenos